Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20/01/08

Doble linea de enseñanza

Una vez más, los programas que ofrecen los distintos partidos políticos, no plantea soluciones reales para el tema del idioma en las comunidades bilingües. O no se atreven a hablar de este asunto llegando al fondo de la cuestión o plantean soluciones intermedias para salir del paso queriendo contentar a todo el mundo, pero olvidándose de algo importante: La Constitución española.Referente al hecho demostrado de que en Cataluña no existen colegios donde se imparta enseñanza en español, el periódico El Mundo, en sus cien propuestas, plantea como solución, que el Estado garantice la existencia de centros que impartan la enseñanza en castellano

No es fácil entender que ni siquiera un periódico, que no está atado por un programa ni futuros compromisos, se atreva o acierte a plantear una solución justa de acuerdo con el derecho constitucional de igualdad de todos los ciudadanos, incluido los niños. Claramente este periódico ni se atreve ni intenta solucionar el tema, solo salir del paso.

La solución planteada solo resolvería el problema a las familias que vivieran en el entorno de uno de estos centros. ¿Qué pasaría con el resto? Los alumnos deberían desplazarse por sus medios a considerables distancias o a la ciudad próxima donde existiera uno de estos centros. Evidentemente absurdo.

La solución justa existe y ya existía en Cataluña hasta los años 80, sin que nadie pueda recordar que generara un solo problema: la existencia de doble línea de enseñanza en todos los colegios. La Generalitat acabó de manera forzada con este sistema porque no quería permitir el hecho de que las aulas en castellano tenían muchos más alumnos que las aulas que impartían enseñanza en catalán.

En aquellos años la sociedad no se sentía coaccionada, la elección era voluntaria, no había coacciones a los padres como empezó a ocurrir después. Se veía con naturalidad la doble línea porque ambas lenguas (quienes las hablan) se respetaban. Los alumnos aprendían catalán de forma progresiva, recibiendo una o dos asignaturas en catalán.

Después vino el nacionalismo descarado y el racismo lingüístico, 14.000 profesores castellanohablantes fueron obligados a abandonar Cataluña en un año. Se implantó la cultura y la enseñanza del odio a lo español. Se asoció la doble línea con ruptura social, enfrentamientos y ghettos. Se exigió el dominio perfecto del catalán para pasar de curso, etc. etc. etc.

El sistema de doble línea en todos los centros es perfectamente viable y ofrece iguales facilidades y derechos a todas las familias. Solo hace falta respeto hacia ambas opciones. El problema es que ni el Estado español es capaz de garantizar este respeto ni a los gobiernos autonómicos le interesa que exista dicho respeto.

Antonio Beltrán

Anuncios

Read Full Post »